domingo, 30 de mayo de 2010

Escuchar activamente, una habilidad importante para el trabajo en equipo.

“La naturaleza le ha dado al hombre una sola lengua y dos oídos, para que pueda escuchar el doble de los que habla”
Epícteto, Filósofo griego.






Estimados amigos,

Como siempre es un gusto compartir con ustedes, hoy hablaremos de una parte de la comunicación que apoya desde sus bases la gestión del trabajo en equipo, en ésta entrega queremos hacerle un espacio al arte de escuchar, pues aunque parece un proceso evidente y manejado con maestría por todos en nuestra cotidianidad, queremos invitarlos a examinar ese proceso y a tomar consciencia del poder que nos regala.

La comunicación es un tema altamente tratado y conocido por todos, seguramente vendrá a sus cabezas el esquema famoso de emisor, receptor, código y mensaje que según el autor puede tener algunos elementos más, el propósito de éste artículo es examinarnos como receptores y ofrecer conceptos y acciones que ayuden a nuestra capacidad de recibir los mensajes que otros nos entregan.

Muchos se preguntarán por qué elegimos sólo una parte de la comunicación y no el proceso completo, la respuesta a esa pregunta obedece a que de manera personal cada quien puede hacerse responsable y empoderarse de su proceso de escucha y eso es algo que aportará valor inmediato al desempeño del equipo, claro está que también podemos trabajar en cómo decir y en cómo responder, más consideramos que en éste caso lo primero es Escuchar para luego dialogar e incluso discutir y dar retroalimentación.


Entonces, ¿Qué es escuchar?

Escuchar es el esfuerzo físico y mental de querer captar con atención la totalidad del mensaje que se emite, tratando de interpretar el significado correcto del mismo, a través del comunicado verbal y no verbal que realiza el emisor e indicándole lo que creemos que hemos entendido. Significa escuchar con atención y concentración al interlocutor, lo cual nos capacita para entender lo que se ha dicho y demostrarle que se siente bien interpretado, lo que posibilita comprender a los demás, en lo que se incluye percibir sentimientos y perspectivas ajenas, e interesarse activamente por sus preocupaciones.

¿Cómo podemos escuchar mejor?

Algunas recomendaciones para escuchar son;

1. Silencie su voz interior, escuche y empatice con su interlocutor.

2. Haga preguntas para corroborar el mensaje.

3. Hágale saber a su interlocutor lo importante que es para usted que se exprese y comparta información con usted. Haga un esfuerzo por comprender al otro.

4. Muestre interés y evite perder el contacto visual y distracciones.

5. Deje que su interlocutor se exprese completamente sin interrumpirlo. Elabore su respuesta luego de que el interlocutor termine su relato no durante el mismo.

6. Maneje sus emociones con inteligencia.

7. Lea el tono de voz y el cuerpo de su interlocutor, esto revela más información que el propio mensaje.

8. Utilice los vocablos que usa su interlocutor y verifique que para ambas partes tenga el mismo significado el uso de los términos que se emplean.

Es importante, valorar el proceso de escucha, ya que las personas que saben trabajar en equipo son gente interesada en conocer los argumentos de los otros y reconocen el valor de discutir sobre distintas ideas que produzcan beneficio y no se afanan por imponer sus ideas sino enriquecerlas, mediante las aportaciones de todos los miembros del equipo y reconocen cuando alguien aporta ideas ganadoras. Esto ayudará directamente a las relaciones personales dentro del equipo y aportará confianza entre los miembros y posiblemente fomente la cohesión, elemento que favorecerá el logro de metas y objetivos.

Escuchar es una práctica que le ayudará a fortalecer sus relaciones en todos los ámbitos y esperamos que la información que compartimos en esta oportunidad con ustedes potencie la excelencia en su comunicación.


Hasta nuestra próxima entrega!!!

El Equipo de EnlazaDOs

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada